fbpx

Reflexiones, Relaciones

Cuando una relación se acaba, cada quien muestra su verdadero rostro.

Hace poco mi pareja y yo terminamos, ese hombre fue mi mejor amigo durante mucho tiempo y en cierto punto acordamos que teníamos la capacidad de mantener una buena relación sentimental.

Luego de un corto tiempo oscuro, de discusiones, escasos momentos de felicidad y un sinfín de incertidumbre, acordamos terminar nuestra relación como pareja… Yo esperaba que todo volviera a ser como antes de empezar la relación, que seguiríamos siendo amigos cercanos y que esa historia como pareja se olvidaría.

En un comienzo él se mostró comprensivo, me ayudó y siguió siendo mi amigo, sin embargo con el paso de los días se fue distanciando, y además de eso también lucía como si jamás hubiese sido mi amigo, o me detestara inclusive.

Conoces realmente a una persona cuando su relación termina…

Recuerdo que algún día mi abuela me aseguró que jamás conocemos por completo a alguien, ya que las personas siempre sacan su mejor versión cuando están contentos y desean algo de ti… Sin embargo, se transforma en otra cosa cuando terminan su relación.

En el fondo siempre supe que era cierto, sin embargo no lo había comprobado hasta este momento. Él no solo fue mi pareja, previamente y durante bastante tiempo fue mi amigo y compañero… Me sorprendía su actitud, no me entraba en la cabeza por qué razón me hería de esa forma… No era infantilismo, solo demostró su verdadera cara.

No lo conozco…

Durante todo ese tiempo jamás me imaginé que él tuviera una parte tan oscura… Ya que en todo ese tiempo de amistad siempre sacó su mejor versión, y durante nuestra relación también trató de entregarme todo lo bueno… Aunque todo fue un desastre porque yo pensé que sabía quién era.

Cuando nos dejamos nos embargó la dura realidad, él no se parecía en nada a lo que yo pensé que era, hasta consideré que la persona que me cautivó era irreal, que a lo mejor todo fue una ilusión… Él fue mi confidente, un fragmento primordial en mis días, y ahora puedo asegurar que no lo conozco.

Recuerda que si te pasa algo como esto no debes intentar encararlo, cada quien sobrelleva su sufrimiento como mejor le parezca. Si consideras que no sabes quién es, solo pon distancia… Recuerda que estas cosas siempre tienen dos realidades, y hasta tres (la tuya, la suya, y la real).

Y si él se empeña en considerarte la mala del cuento será parte de su realidad, lo importante es que estés segura que entregaste todo de ti y que tus sentimientos hacia esa persona fueron reales… Jamás quisiste hacerle daño.

Tristemente nunca terminamos de conocer por completo a alguien… En ocasiones nos pueden mostrar su mejor versión, pero cuando nos dejan podemos ver que siempre fueron otra cosa completamente diferente… Así que no te preocupes, la vida continúa, y recuerda que siempre vendrán nuevas personas… ¡Tú solo debes seguir tu camino!

Mira también:

Hoy anhelo llenarte de una vida entera juntos, amor mío.

3 Conductas que debes dejar de confundir con amor.

Las ventajas que trae divorciarte de tu pareja.

Deja un comentario