fbpx

Relaciones

¿Estas pasando por una ruptura? Así podrás superarla.

El dolor por una ruptura amorosa es inevitable. Instalarse en el dolor o afrontar la separación depende de cada persona.

Establecer en cuánto tiempo nos vamos a recuperar después de una ruptura amorosa es casi imposible. Los expertos hablan de un periodo de recuperación entre seis meses y dos años si supera ese lapso de tiempo estaríamos hablando de un duelo patológico.

Por tanto el tiempo que tardamos en recuperarnos dependerá de varios factores, como por ejemplo quien tomó la decisión de separación si fuiste tú será más llevadero, porque no fue algo obligado fue tu propia decisión. Otro factor son los motivos que originaron la separación, si fue porque entro otra chica a la relación y de paso te dejo por ella, eso lo hace más doloroso porque golpea tu amor propio.

Es importante tener claro que la duración del duelo dependerá de cada quien, y no por mucho alargarlo no volverá  el ser amado. Haz el duelo, vívelo y déjalo pasar. Pero no vivas en él ni por él .

Es necesario poner distancia emocional, que necesitará obligatoriamente de una distancia física. Es bueno que tengamos presente que es fácil retozar en el dolor meternos en el drama y quedarnos allí. Anclados en el pasado obstaculizamos el continuar con nuestras metas, nuestro proyecto de vida y nos estancamos.

Quedarse viviendo en el pasado no traerá a tu vida nuevamente a esa chico que tú amas y tampoco permitirá que conozcas a otro que puedas amar. La depresión es vivir muriendo cada día un poquito más.

El dolor que origina la ruptura tiene un proceso algunos lo viven más rápido que otros.

Aquí las fases del duelo según Stephen Gullo y Connie Church.

1- El shock.

Cuesta creer la ruptura. Incluso a veces se niega. En esta fase podemos dormir mal, desaparece el apetito, se esfuma la ilusión. Y dura de un día a un mes.

2- La pena.

Tristeza por lo que se ha dejado de vivir con la persona que se ha ido, tristeza por lo que no será en el futuro. En esta fase, se suele estar enfadado, irascible, frustrado. Y es habitual que aparezca la depresión.

3- La culpa.

En la búsqueda del porqué se trata de buscar al culpable. Aquí los sentimientos predominantes son dolor e ira.

4- Resignación.

Es la etapa del adiós. Se acepta la ruptura y se dedica la energía a estar bien. Es una fase de mucho desequilibrio emocional.

5- La reconstrucción.

La persona empieza a estar mejor, con más control sobre su propia vida. Es tiempo de cuidarse, de salir, nos estamos preparando para que llegue un nuevo amor.

6- Resolución

El duelo acabó. ¡Por fin!

La ruptura amorosa origina un dolor que no puedes evadir, pero tú decides si te quedas en él sufrimiento o no. Recuerda siempre, que la felicidad no es un lugar a donde se llega, la felicidad es la forma que tú viajas durante toda tu vida, tú decides si viajas feliz, es tú decisión.

Dejar una respuesta