fbpx

Reflexiones, Relaciones

Ni se te ocurra amar a alguien que no te ayude a crecer.

La persona con la vayas a pasar el resto de tu vida debe entregar a tu vida muchas cosas positivas. Debe tratarse de una persona que te ayude a madurar, a crecer, a avanzar y a ser una mejor versión de ti cada día.

Si has llegado a notar que tu pareja no aporta nada para tu evolución, sino que sientes que te resta estabilidad, déjame decirte que no vale la pena.  No puedes seguir perdiendo tus días, tu entrega y ni tu fuerza. No debes permitir que esa relación te siga consumiendo. Lo mejor es que continúes tu camino, entregando todo de ti a ti misma, hasta el día en que llegue esa persona que acompañe a crecer.

No permanezcas junto a una persona que no es capaz de darte valor cuando sientes temor, recuerda que el temor es solo una herramienta de defensa de tu cerebro frente a lo que desconoce. No sientas miedo, es mejor arriesgarte y continuar aventurándote en la vida y en las relaciones. Recuerda que los días son cortos y no debes desaprovecharlos junto a alguien mediocre.

Sobre todo, debes tener cuidado de que tu pareja no intente manipular tus sentimientos, tus acciones, ni tampoco tus decisiones. Nunca olvides que el amor otorga libertad, adoración y apoyo ante cualquier situación, sin desear modificar tu esencia. El amor no se rige mediante reglas de la sociedad, eso no es amor. El amor entrega cariño, comunicación, admiración, confianza y lealtad.

Por eso, si vas a pasar tus días junto a una persona necesitas estar seguro de que aporte cosas buenas. Debe aumentar tu alegría, llenarte de positividad y animarte a seguir caminando, enfrenando las dificultades de la vida con la cara en alto.

Algunas personas solo buscan a alguien para que los apoye, sin ellos entregar nada. A ese tipo de personas no les va a importar lo que tú necesites o cómo te sientas, sientes que ellos son los únicos que importan. Lo mejor que puedes hacer es mantenerte lejos de esas personas.

No te quedes junto a nadie que le reste cosas lindas a tu vida. Si no te permite evolucionar, si solo se preocupa por sí mismo, si no eres feliz, ¡no vale la pena! Tú misma necesitar darte tu valor, conócete mejor y aprende cuánto vales, cuán importante eres. Deja de aferrarte a una persona solo por las cosas lindas que te dice, si las palabras no van acompañadas de acciones son inútiles.

Recuerda lo valiosa y maravillosa que eres, te falta mucho por vivir y experimentar, no puedes aferrarte a nadie. Busca personas llenas de positividad, que te permitan ser mejor persona, que cuiden tu esencia en lugar de destruirla. Mantente firme, con los hombros rectos, es tu vida y son tus decisiones, no permitas que nadie te haga dudar.

Deja un comentario