fbpx

Relaciones

No te perdí, yo me gané a mí misma.

Es difícil olvidar las veces que traté de ganarme tu atención y es que siempre me esforcé por ganarme tu cariño, tu respeto, tu admiración. Lejos de eso encontré reproche, burlas y sarcasmo.

Como olvidar todas las lágrimas que derrame a escondidas sin que te dieras cuentas, para evitar que te molestaras. Puedo verme allí desvalida, humillada por la persona que juro amarme toda la vida, con mis ojos hinchados por tanto llorar, sintiéndome sola estando acompañada.

Desde que te conocí te convertiste en el centro de mi vida, hice todo lo que estaba a mi alcance para que fueras feliz, para que te sintieras amado, te protegí hasta de ti mismo.

Ocupaste mi mundo rápidamente, te integre con las personas que más amaba y no te importo, no era suficiente para ti.

Constantemente me mostrabas tu inconformidad, no era suficiente para ti. Saber eso me desgarraba el alma, pero lejos de molestarme, hacia todo lo posible de cubrir tus expectativas ¡Pobre Infeliz! Era imposible esas carencias eran tuyas, nada ni nadie iba a poder llenarlas ya que eran producto de tus vacíos emocionales y desde allí me hablabas y me reclamabas.

No fue fácil lidiar con tus reproches, tu frialdad, tu desamor. Constantemente tenía una lucha interna entre mi amor y mi tristeza por tu trato hacia mí. ¡Aunque lo intente Dios sabe que luche! Tu desamor cada día aumentaba y me quitaba razones para poder justificarle a mi tristeza el gran amor que te tenía, no pude seguir sosteniendo mis alegatos y poco a poco mi defensa se fue debilitando, poco a poco yo de ti me fui alejando.

Lo más triste de todo aquello es que no te dabas cuenta de mi ausencia, eso me desgarraba por dentro, te habías acostumbrado tanto a estar sin mí.

Así que revise dentro de mí y después de buscar hasta el final de mis sentimientos pude encontrar algo de mi amor propio.

Planifique mi despedida, comencé separándome emocionalmente de ti, lo hice poco a poco de forma gradual, casi imperceptible a tus ojos. Luego aparte tiempo para mí, para conocerme para amarme, para prepararme para la vida, no lo notaste estabas muy ocupado para darte cuenta.

Descubrí cosas maravillosas de mí,  me entere que era una mujer valiosa, inteligente, pude ver con claridad lo que quería para mi futuro. Un futuro sin ti, donde pudiera ser la mujer que tu no dejaste ser. Ya tengo todo recogido el amor ya se marcho la tristeza se calmó y hay otro sentimiento que no conocía se llama alegría, me gusta como se siente creo que me estoy enamorando de él, me hacer ver la vida de otro color, mi sonrisa está a flor de piel y me hace feliz.

Perdí pero gane, recupere mi amor propio ese que tenía olvidado, me siento libre de ti, de tus maltratos y de tus humillaciones.

Tengo muchas ganas de vivir, de recuperar el tiempo perdido pero muy lejos de ti, cuando te perdí gane.

 

 

Deja un comentario