fbpx

Relaciones

¿Quién debe pagar la cuenta en una cita?

Seguro te ha pasado, estás cenando con un chico la comida ha sido bastante agradable pero de pronto llega la hora de pagar la cuenta, el momento resulta un poco incomodo, surgen algunas interrogantes.

¿Debo ofrecerme a pagar? Como él me invitó ¿Debe pagar lo que consumí?

Estamos en pleno siglo XXI, donde la mujer ha asumido un papel que la hace más independiente. Cualquiera de los dos puede tomar la delantera de cancelar la cuenta.

Como mujer independiente pudieras decir que pagas la cuenta o simplemente puedes excusarte diciendo que tienes que ir al baño dando tiempo que él cancele la factura. Mientras decides qué posición vas a tomar es bueno que tengas presente algunos tips bastantes interesantes.

1.- Si hiciste la invitación tú pagas. 

Si eres tú la que se lanza y lo invitas a comer dejándose claro que tú correrás con los gastos, no sería apropiado ni amoroso de tu parte que evadieras la situación para no pagar. Si tú invitas tú pagas.

2.-Pero si solo fue una sugerencia a salir. 

La comunicación debe ser clara ya que esto impedirá los malos entendidos. Si solo le sugieres como por ejemplo «sería agradable que uno de estos días saliéramos a comernos algo». No está implícito que tú vayas a pagar, si él decide concretar la cita deberá ir preparado para cancelar.

3.-Encuentra un equilibrio.

Puede ser que en la primera cita tú invitaste o simplemente quieras quedar bien y decides pagar la cuenta. Esto no quiere decir que siempre sea así, es bueno que se lo hagas saber, la clave de cualquier relación es el equilibrio así sea solo una amistad. Esto permitirá que ambos se sientan cómodos, también pueden llegar a un acuerdo de cómo se van a manejar a la hora de pagar las cuentas. Pueden plantearse que las cuentas sean compartidas, es decir que cada uno pague la mitad de lo que se consuma o sencillamente que se alternan las citas es decir que una cita la pagas tú y la próxima vez tu chico o viceversa.

4.-Define qué persigues con esta cita.

Si solo es una comida con un amigo, la situación es menos tensa a la hora de pagar la factura, pero si tienes un interés romántico por el chico seguro querrás quedar bien, allí te puedes ofrecer a pagar la cuenta, si él insiste déjalo que pague y hazle saber que la próxima salida correrá por tu cuenta.

Independientemente de que pagues o no la cuenta, disfruta el momento pásala bien, deja que el tiempo fluya y desestrésate, recuerda que si estas tensa eso se mostrará en tu lenguaje no verbal y seguro no es lo que quieres.

Procura verte radiante, feliz, ten presente que la primera impresión es la que cuenta y no sabes si esta cita pueda ser el comienzo de una linda historia.

Deja un comentario