fbpx

Psicología

Si tienes estos síntomas debes tener cuidado es posible que padezcas de tristeza crónica o depresión.

¿Últimamente te has sentido muy cansado? ¿Solo deseas dormir durante todo el día? ¿No tienes ánimos para hacer tus actividades diarias? Entonces necesitas estar muy atento a lo que explicaremos a continuación.

Cuando empiezas a sentir apatía hacia tu rutina diaria, además de un constante anhelo de dormir para poder olvidarte de todos los problemas en tu vida, podría ser una señal de que estas comenzando a entrar en depresión.

Es común que a veces nos invada la pérdida de entusiasmo cada vez más. Cuando sentimos que no queremos hacer nada, nos da flojera hacer nuestras actividades rutinarias y solo anhelamos dormir y dormir, o solo estar recostados en nuestra habitación… Esto podría hacer que en ocasiones las personas que te rodean puedan juzgarte de holgazán o vago, pero a veces esto puede significar que estas empezando a transitar un estado de tristeza profunda o depresión.

Se publicó en MedlinePlus, que uno de los síntomas predominantes durante la depresión es cuando pierdes las ganas de realizar tus actividades diarias o incluso las que solían gustarte más.

La depresión te llena de un constante desánimo

Puede ser que te gustara bastante ir a ver una película en el cine, pero últimamente ya ni siquiera eso lo deseas hacer, simplemente no quieres hacer nada, lo que podría ser un claro indicio de depresión… Además de sentir una constante necesidad de dormir y de no querer abandonar tu pieza, también puede ser señales de este grave problema.

Es común que las personas duerman intentando encontrar asilo para su tristeza, pues al hacerlo nos olvidamos por completo de todas las cosas que ocurren en nuestra vida. Por esto acudimos a dormir con más frecuencia para poder evitar la realidad que nos atormenta tanto.

Si bien la Organización Mundial de la Salud asegura que la depresión se trata de un trastorno muy frecuente en las sociedades. El mismo se expresa mediante el constante sentimiento de tristeza, la ausencia de interés, la sensación de culpa o inseguridades, pérdida de sueño y apetito, agotamiento y distracción.

Solemos pensar que es algo normal presentar estos síntomas en nuestra vidas, pero en ocasiones se podría tratar de que en realidad algo no está yendo bien… Si te encuentras decaído y sin ánimos de nada, debes acudir a un profesional para que te ayude lo antes posible… Y si conoces a alguien que pase por estas cosas necesitas ofrecerle tu consejo y animarlo a que visite a un especialista, para poder lograr superar eso que tanto le afecta.

Mira también:

Hacer el mal es una elección y en está vida todo se devuelve.

Claves para fortalecer la convivencia en pareja durante la cuarentena.

¿Me recuerdas? Soy a quien juraste nunca dejar ir.

Dejar una respuesta